La ventana

Luis Carlos Peris

Como Capitanía imite a Palacio...

QUIZÁ la faldilla podría ejercer de elemento clave para que el centurión fuese centuriona así que fuese desfilando por los callejones intrincados de la antigua huerta de Macario. No otra que tomarse a guasa la serie de estupideces que concurren al rebufo de la lógica igualdad. Igualdad que, para que no se tome a chacota, debería tener unas limitaciones tácitas, o sea que nadie tenga que tomar decisiones como la de impedir que una moza ejerza por una noche de bizarra legionaria de Roma. Ayer cavilábamos sobre el decretazo morado que el pastor ha emitido para que las tres hermandades que seguían en sus trece no tengan más remedio que claudicar y admitir mujeres en sus cuerpos de nazarenos. Esperemos que la Capitanía General no desdiga a la Macarena y emita un decreto para que la mujer pueda formar parte de esas legiones romanas que salvaguardan al Cristo de la Sentencia.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios