SAVOIR FAIRE

Ángela García Monzón

Carta a Carlota de Mónaco

QUERIDA Carlota (o Charlotte, como prefieras… que ya sabes que aquí nos encanta traducir todos los nombres). Ole, ole y ole. Me encanta que no te des por aludida y que a pesar de que parezca que te hayas tragado una sandía (o dos), no hagas un comunicado oficial confirmando tu embarazo. Porque, en realidad… ¿para qué confirmar lo que es una obviedad? Por cierto, estás estupenda en traje de baño luciendo tripita. Seguro que serás de esas que sale del hospital como si los anteriores nueve meses hubiera gestado una judía. Da gusto verte; no es que te esté haciendo la pelota, es que es cierto. En las últimas fotos que te han hecho tienes un brillo especial, no solo en los ojos, también en la piel, está como más jugosa, y me recuerdas muchísimo a tu madre. De hecho, eres un clon de ella a tu misma edad.

¿Qué tal el padre de la criatura? Es cierto que al principio, me chocó que cambiases a Alex Dellal (¡con ese pintón!) por el Gad Elmaleh, un actor francés del que, sinceramente, no había oído hablar en mi vida, y que, parecía no 'pegar' mucho contigo. Pero está claro que lo vuestro (lo de la Familia Soberana de Mónaco, me refiero) es una realeza 'hipster', que no se rige por los cánones establecidos. ¡Fuera prejuicios! Además, en las fotos del Baile de la Rosa, os comíais con los ojos, él estaba totalmente embelesado, hechizado. Y, la verdad, es que es un tipo bastante atractivo. A ver… no es James Bond, pero tiene ese 'algo', un toque que le da un magnetismo… bueno, ¡qué te voy a contar a ti!

Por cierto, feliz cumpleaños (algo atrasado, eso sí… espero que el pasado 3 de agosto no solo te regalasen cosas para el bebé). 27 años muy bien aprovechados, sí señor. ¡Ah! Y si por lo que sea, se alían los planetas y no logras quitarte el peso que ganes durante el embarazo, puedes mandarme toda la ropa que quieras retirar a la redacción.

Atentamente, yo.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios