desde mi córner

Luis Carlos Peris

Carta abierta a un triunfador

Después de estar en el centro de una absurda tormenta de críticas, lo que haga Del Bosque siempre estará bien

TIENE todo el derecho del mundo a seguir disfrutando de este grupo de futbolistas y, sobre todo, tampoco debe ser fácil renunciar a la suculenta soldada que percibe, pero si Vicente del Bosque decidiese irse a su casa tras solemne corte de mangas sería de ovación y vuelta al ruedo. Qué cantidad de estupideces las que se han oído en estas tres semanas y media de Eurocopa, qué elevado número de mendacidades vomitadas por incompetentes entre los que habría que incluir a más de un colega suyo de profesión. En fin que Del Bosque es dueño de su vida y hará lo que tenga a bien, lo que para un servidor siempre será lo adecuado.

La situación es la que es y tampoco podemos esperar soluciones por la vía del fútbol, pero el alegrón que se ha llevado la generalidad de este país es tan merecido como reconfortante paliativo para una encrucijada ciertamente complicada. Qué perfección en el juego de un equipo que parece que combina con las manos en vez de con los pies. Cómo la excelencia se viste de corto y calza botas de tacos para que el fútbol fluya como en jamás de los jamases -y un servidor ha visto cosas- se ha presenciado sobre un tapete de fútbol. Qué maravilla la forma de ir a más a través de tres semanas soportando rivales fortísimos y críticas tan absurdas como, a veces, interesadas.

La guinda para el pastel que don Vicente del Bosque, eximio Marqués de Del Bosque, fue perfeccionando con paciencia y precisión de relojero brotó cuando más satisfacción da, en la final. Ni siquiera aquel 4-1 de Brasil sobre Italia en el Azteca desveló una superioridad como la demostrada por España en la primera noche de este mes de julio. Jamás en una final de este calado se observó una desigualdad tan rotunda, cómo se creció el gran Xavi, de qué forma mantuvo Iniesta su rol, como eclosionó Jordi Alba y... Sergio Ramos y la compaña. Una orquesta excelsa, conque, director don Vicente del Bosque, usted, sólo usted, tiene la palabra. Enhorabuena y gracias.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios