La tribuna

Manuel / Clavero / Arévalo

Cataluña

EL 8 de abril de 2014 escribí un artículo en los varios periódicos del Grupo Joly, titulado De nuevo sobre Cataluña. Me ha parecido un gran acierto que el ex presidente Felipe González publicara en El País del pasado domingo, un muy importante artículo dedicado a Cataluña en el trascedente momento que vive Cataluña y España. Los grandes políticos y los grandes intelectuales nunca se jubilan y opinan sobre los problemas importantes para la nación.

El Tribunal Constitucional por unanimidad ha tenido ya ocasión de pronunciarse por sentencia del 25 de marzo de 2014 y declarar la inconstitucionalidad de la resolución del Parlamento de Cataluña del 23 de enero de 2013 que aprobó la declaración de soberanía y del derecho a decidir del pueblo de Cataluña. Con dicha resolución se trata de poner en marcha el proceso de independencia de Cataluña. La sentencia del Tribunal Constitucional razona ampliamente que la resolución del Parlamento de Cataluña del 23 de enero de 2013 es inconstitucional y vulnera los artículo 1 y 2 de la Constitución que establecen que la soberanía nacional reside en el pueblo español del que emanan los poderes del Estado y atribuye con carácter exclusivo la soberanía nacional al pueblo español.

Ahora se trata de convocar unas elecciones que inicialmente se calificaron de plebiscitarias que darían lugar a un Parlamento que declarara la independencia de Cataluña. Ni que decir tiene que se trata de volver sobre cuestión ya decidida por el Tribunal Constitucional.

Es de suma importancia el contenido de la sentencia del Tribunal Constitucional del 25 de marzo de 2014 que declara nula la Declaración del Parlamento de Cataluña según la cual Cataluña es un "sujeto político y jurídico soberano". Esta sentencia debería paralizar por sí misma los intentos soberanistas de la Generalitat de Cataluña. Sin embargo, no es así.

Desde la vez anterior a la actualidad se han producido algunas novedades que conviene recordar: en primer lugar la separación de Unió de Convergència, con un líder de prestigio como es Duran Lleida, también el partido antes emergente de Ciudadanos, contrario a la independencia, tiene un enorme auge no sólo en Cataluña, donde están sus orígenes, sino en toda España. El Partido Popular ha cambiado de líder con el nombramiento de Albiol que le ha hecho subir en las encuestas. Queda por ver la actitud de Miquel Roca Junyent, ponente de la Constitución con buenas relaciones con Duran Lleida y abogado de la infanta Cristina.

Creo que hay que resaltar mucho, ante los catalanes, las consecuencias que tendría la independencia de Cataluña de España, que como han declarado diversas autoridades europeas haría salir a Cataluña no sólo de España sino de Europa. Ello supondría la pérdida de los tres principales principios de los estados que pertenecen a Europa, que son: la libertad de circulación de personas, de mercancías y de dinero, lo que sería muy perjudicial para Cataluña. La separación produciría el efecto que los ciudadanos de Cataluña no pudieran circular libremente y sin limitaciones por el territorio de Europa, que las mercancías producidas en Cataluña no pudieran ser exportadas libremente a cualquier nación de europea y otro tanto ocurriría con el tráfico de dinero.

En la Cataluña gobernada por CiU ha venido practicándose sistemáticamente una política antiespañola en los centros escolares, en las instituciones y en los medios de información. Esto ha producido que la población en parte importante sea favorable a la independencia.

No hay que olvidar que la pretendida consulta para independizar a Cataluña ha dado lugar a querellas contra los responsables de dicha consulta, querellas que todavía no se han resuelto.

Escrito este artículo, leo que el Gobierno ha presentado al Congreso un proyecto de ley para su tramitación urgente, sobre la potestad del Tribunal Constitucional para hacer cumplir sus sentencias. Era un vacío que dificultaba dicha ejecución. Ello, quizás por su tardanza y urgencia ha producido contrariedad en la oposición y en Cataluña, pero era conveniente y necesario.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios