La ventana

Luis Carlos Peris

Cien años de una catarata de sonidos negros

QUE si fue el siete, San Fermín, o que no, que fue dos días después, el nueve, festividad de la más torera que recoge el santoral, Santa Verónica, pero lo cierto es que por estos días se cumplen los cien años que nació el más grande almacenista de sonidos negros en la barriga. Se cumple en uno de estos días los cien años del nacimiento del tataranieto de El Planeta, biznieto de Curro Dulce, sobrino de Enrique el Mellizo, primo del Almendro y de los Gallos, sangre pura de los Ortega este Manolo Caracol que cantaba gitano por tós los cuatro costaos y que elevó a grandísimo un cante tan de opereta como podía ser la zambra. Cuando el artista es como lo era Manolo Caracol, la popularidad va convirtiéndose en leyenda así que se aleja en el tiempo el día que nos dejó. Fue eso en una noche de viento y guasa camino de su tablao en Barbieri hace más de un tercio de ese siglo que ahora se conmemora.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios