Visto y Oído

Antonio / Sempere

Cinematógrafo

ES el título de un programa de actualidad sobre el séptimo arte en la RAI 1 italiana. Vi la entrega del pasado fin de semana durante mi estancia en Málaga (tiene gracia que uno tenga que viajar al Festival de Cine Español para visionar programas sobre cine en italiano, pero el zapping nocturno en los hoteles acoge estas sorpresas), y la verdad es que se me pusieron los dientes largos.

En Cinematógrafo hablaban de las películas sin prisas. Debatían con la parsimonia con la que se puede hacer en nuestro país solamente en raras avis del estilo de Millennium. Y no sólo eso. Desde los estudios centrales, en un momento dado se daba paso a un sistema de multipantallas a través de las cuales críticos del norte, del centro y del sur del país esgrimían sus argumentos con total libertad, destacando los valores de ciertos estrenos y cuestionando sin piedad la llegada a las carteleras de algunos otros.

Para que me entiendan, era como lo que ocurre en los actuales Telediarios de TVE cuando para dar la información política dividen la pantalla en cuatro partes y los enviados especiales hablan sobre la agenda de Mariano Rajoy, Pedro Sánchez, Albert Rivera y Pablo Iglesias, sólo que en este caso conectando con ciudades de provincias para que unos humildes críticos expresasen libremente sus argumentos.

Me dieron mucha envidia los italianos. Dicen que nos parecemos. Aseguran que nuestras televisiones son similares, pero creo que, a pesar de las semejanzas, seguimos a años luz. Al despertarme, mi mando seguía en la RAI 1, y vi al Papa Francisco oficiando la misa vaticana. Ofrecida sin necesidad de que el calendario marcase una fiesta extraordinaria. Porque sí. Aquí una televisión pública, en los márgenes de las cadenas episcopales, se comportan así, y son objeto de escarnio. Lo dicho. A años luz. Y sólo una alegría: qué bien entiendo el italiano.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios