Visto y Oído

francisco / andrés / gallardo

Cofrades

LA RTVA ha regalado este año a los espectadores más cofradieros las carreras oficiales de Sevilla y Málaga en días alternos (un ejemplo de esa tirantez del eje sevillano-malagueño que se agudiza en torno a la Semana Santa). Aun a quedarnos a medias de una u otra en el resto de Andalucía, ha sido una buena idea y así se abren alternativas al menos episódicas para Canal Sur 2 y para el canal en alta definición. La Semana Santa, además del inevitable empacho de estos días en todas las locales, tiene un recorrido que no ha terminado nunca de explorar la autonómica.

Lo malo en el Domingo de Ramos fue acompañarlo con la banda sonora de la radio, demasiado parlanchina para las imágenes de la tarde malagueña. No debería ser un dispendio tan gravoso que esta señal la llevara un narrador, calmado, que simplemente apuntara en los tiempos muertos, dejando que el espectador siga las estampas en su sonido de la calle. Sonidos, murmullos y silencios, el 50% de una buena retransmisión cofradiera. Hay cadenas locales que siguen castigando con el horror vacui de los locutores ante una procesión, una retransmisión que sólo requiere pinceladas y comentarios que agreguen información didáctica a lo que se está viendo (y no está viendo un partido de fútbol ni una carrera ciclista). Y para la redifusión se optó por el silencio total.

Canal Sur tiene casi toda la semana por delante para llevar al resto de Andalucía una alimenticia visión de las dos manifestaciones cofrades más valiosas y brillantes de Andalucía, cada una capitaneando sus estilos, con una oportunidad para asomarse al otro y reconocer todo lo que nos une por encima de los resquemores que a veces intentan separarnos.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios