Colón y Cervantes

Sevilla está en perfectas condiciones para ofrecer en el mismo paquete el Año de Colón y el Año de Cervantes

Es mucho más que Semana Santa y Feria. Sevilla cuenta con infinitos atractivos. Por ejemplo, se han puesto de moda Cristóbal Colón y Miguel de Cervantes, gracias a unos cretinos analfabetos antisistematizados que se dedican a derribar sus estatuas o pintarrajearlas, y a despotricar contra ellos. Pues Sevilla está en perfectas condiciones para organizar el Año de Colón y el Año de Cervantes, y ofrecerlo en el mismo paquete turístico de lujo. Antonio Muñoz, que está buscando incentivar la llegada de extranjeros, cuanto más lejos mejor, debería potenciar este asunto, ya que también tiene la responsabilidad de la cultura. Hay una Sevilla colombina. Hay una Sevilla cervantina. Pueden organizar rutas, exposiciones, conciertos, congresos. Todo, menos procesiones. Siempre guardando las medidas de seguridad y con mascarillas.

No voy a entrar en detalles, que piensen ellos, que para eso cobran. El Año de Colón y el Año de Cervantes podrían organizarlo en 2021. Se cumplen 515 años de la muerte de Colón y 405 años de la muerte de Cervantes. Tampoco hace falta que sea un siglo justo. El Año de Magallanes (que ha salido gafado con el coronavirus) duraba tres años, o por ahí. Celebramos los años cuando nos sale de los corazones.

Estos actos de Colón y Cervantes podrían ser como desagravios. En Sevilla gustaba mucho un desagravio (siempre que cometían un agravio se organizaba algo, con más de 20 personas), por lo que no debemos perder las buenas costumbres. Motivos hay para que Sevilla desagravie la memoria de Colón y de Cervantes, que no eran sevillanos, pero como si lo fueran. Los restos de Colón siguen en la Catedral, que podría ser lugar de peregrinación.

Es verdad que ahora estamos con el Año de Magallanes. Parece que los de la memoria histórica no lo han castigado, pero Fernando de Magallanes tenía un esclavo, llamado Enrique de Malaca, y conocido como Enrique el Negro, que participó en la vuelta al mundo, donde ejerció de intérprete, mayormente. Su participación tuvo acciones dudosas, según narra Antonio Pigafetta, y no siempre leales. Algunos opinan que se portó mejor Magallanes con el esclavo que el esclavo con Magallanes. Otras fuentes dicen que Enrique fue el primero en dar la vuelta al mundo, ya que llegó a Filipinas en 1521, antes que Elcano a Sevilla. Magallanes ha salido mejor despachado en los derribos y las pintadas. El esclavo tiene una estatua en un museo de Malasia. Esto lo recuerdo porque siempre se encuentra algo, si te pones a escarbar.

Ojo: Colón y Cervantes darían mucho más juego (y más pasta) que Magallanes.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios