La ciudad y los días

Carlos Colón

ccolon@grupojoly.com

Comisión de ¿reconstrucción?

La crisis, el paro y la desesperación engordan al populismo. Ya conocen el lema de "cuanto peor, mejor"

Cuánto tiempo se va a seguir degradando a sí mismo el PSOE preso de su pacto con Unidas Podemos, va a dejar que le manchen las chulerías tabernarias de Iglesias, va a poner en peligro la recuperación de esta gigantesca crisis por estar atado al populismo? La imagen que vale más que mil palabras fue la impotencia cobarde de Patxi López dejando que Iglesias insultara a un diputado de Vox diciéndole algo mucho más grave que una alusión personal: "Les gustaría dar un golpe de Estado, pero no se atreven". Como se trata de Vox, todo está permitido. López adoptó la posición conciliadora del cobardica de patio de recreo arrugado ante el chulo de la clase. Incluso toleró que Iglesias se permitiera la última chulería del "cierre al salir". Por omisión hizo posible que Iglesias reventara la sesión de la comisión de… ¿reconstrucción? Porque mientras esto pasaba se manifestaban los trabajadores de Nissan tras el cierre que supone la pérdida de 3.000 empleos directos y 20.000 indirectos. ¿Y qué? La crisis, el paro y la desesperación engordan al populismo. Ya conocen el lema comunista de "cuanto peor, mejor". No se olvide, a todo esto, que en enero Sánchez afirmó tras la reunión de Davos: "El mantenimiento del empleo en la planta de Nissan en Barcelona está garantizado". Difícil no recordar el "¡tonto, que eres tonto del tó, no pa un rato, no, tonto del tó pa siempre" de José Mota. Eso sí, útil para Unidas Podemos que ha puesto pie en Moncloa gracias a él sacando el máximo provecho al cuarto lugar que obtuvo en las últimas elecciones.

Después López tuvo que vérselas con el líder del PCE Enrique Santiago, vicepresidente primero de la comisión de… ¿reconstrución? Y ahí estuvo un poquito más decidido. Sólo un poquito. Fue tan vergonzosa su actuación -mejor: su no actuación- que por la tarde pidió perdón: "Esta mañana no he estado a la altura de lo que significa esta Comisión para la Reconstrucción Social y Económica. Cuando uno se equivoca, lo correcto es corregir el error y disculparse. La ciudadanía no necesita de la política sus broncas, necesita propuestas y soluciones". Pues que espere la ciudadanía, que espere.

El PSOE tiene un problema interno llamado Sánchez y otro externo llamado Iglesias. El interno ha metido dentro al externo, creándole a los españoles -también a los que les votaron- dos problemas en uno en el peor momento de nuestra historia democrática.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios