La tribuna

ricardo García Pérez

Compromiso en tiempos de crisis

NI los tiempos duros ni los regulares han logrado reducir el apoyo de los andaluces a causas como la de Unicef: aun en la dificultad, miles de ciudadanos siguen participando en las iniciativas y campañas por los niños menos afortunados del mundo. Sentimos un agradecimiento muy profundo por este apoyo y queremos, desde Unicef, enviar ese agradecimiento con letras mayúsculas a cada persona que lucha por la infancia. Por eso, gracias.

Los andaluces han aportado 710.000 euros con motivo de la campaña Cumpledías, centrada en la lucha contra la desnutrición infantil, que aún hoy está relacionada con la muerte de 6.400 niños al día. Andalucía ha vuelto a poner de manifiesto su compromiso con la infancia más vulnerable y una de sus fuentes de riqueza más valiosa, la solidaridad.

Juntos, con resultados como éstos, podemos dar a todos los niños y niñas no sólo los instrumentos necesarios para recuperarse sino también para desarrollar su potencial, alimentar sus talentos y contribuir al crecimiento de sus naciones. Como Fátima, que aparentaba tener unos 4 ó 5 meses cuando acababa de cumplir su primer año de vida. Fue una de los 126.000 niños y niñas con desnutrición aguda grave tratados en los 425 centros nutricionales establecidos por el Ministerio de Salud de Chad en 2012 como parte de la expansión de la atención en toda la región del Sahel. O como Tabark, de 12 años, que en el destartalado campo de refugiados de Za'atari, cerca de la frontera entre Jordania y la República Árabe Siria, retomó sus clases en una nueva escuela de emergencia y su sueño de ser profesora de árabe. Más de 47.000 niños sirios refugiados en países vecinos y 23.000 dentro de la República Árabe Siria se han beneficiado de los programas de educación en emergencias, y las iniciativas para proteger su bienestar psicológico han llegado a 32.000 niños en Siria y a 42.000 en países vecinos.

Logramos constantemente resultados reales en la vida de los niños; Fátima se ha recuperado de la desnutrición aguda grave; Tabark puede seguir yendo a la escuela; la mortalidad infantil se ha reducido en un 41% en sólo dos décadas, entre muchos otros avances. No obstante, para muchas niñas y niños, la educación, la protección, la mera supervivencia siguen siendo retos muy difíciles de alcanzar. En este camino de cambio todos somos necesarios.

Y en Andalucía el compromiso global con la labor de Unicef va mucho más allá de sus generosas aportaciones a los llamamientos de la organización, es también palpable en un activo trabajo a favor de los derechos de la infancia desde nuestros municipios, empresas, entidades y centros educativos con quienes Unicef trabaja para proponer medidas que ahonden y garanticen el bienestar de la infancia en Andalucía y pongan de relieve su situación.

Hoy queremos dar las gracias a los más de 400 centros educativos y más de 500 docentes de la región, que forman parte de nuestra red de centros "enredados", por creer y trabajar por la Educación para el Desarrollo, fomentando actitudes y valores como la solidaridad, la paz, la tolerancia y la justicia social, tanto a escala local como global.

Gracias a los veinte municipios andaluces que han apostado por nuestro modelo de Ciudad Amiga de la Infancia y hoy ostentan este reconocimiento oficial. Y a los más de cuarenta pueblos y ciudades que ya avanzan en esta iniciativa a favor de los derechos de la infancia y la participación de nuestros niños y niñas en la vida pública a través de lo consejos municipales de infancia y adolescencia. En este sentido, desde Unicef realizaremos propuestas a la futura Ley Andaluza de Participación Ciudadana, para que integre a nuestros niños, niñas y jóvenes entre sus ámbitos de actuación.

Desde 2010 el Pacto Andaluz por la Infancia, promovido por Unicef y el Defensor del Menor de Andalucía, es un gran avance. Gracias a los partidos firmantes PSOE, PP, IULVCA y PA por incluir, desde entonces, los contenidos formulados en el Pacto en sus programas. Pero sigue pendiente lanzar el II Plan de Infancia de Andalucía que debe incluir un plan específico contra la pobreza infantil. Es urgente contar con medidas en este sentido, en los dos últimos años el incremento de la pobreza para la infancia ha sido significativamente mayor que para el total de la población. Es nuestro objetivo seguir trabajando en esta dirección, especialmente ahora que se cierne un Pacto por Andalucía como marco de acuerdo que identifique hacia dónde debemos dirigirnos a medio plazo y que sume los esfuerzos de toda la sociedad.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios