Crónica Personal

Pilar / cernuda

Confesiones

EL PP ha tocado a rebato ante las "confesiones" de Luis Bárcenas, que más que nunca se ha ganado el calificativo Luis el Cabrón con el que le mencionaban en algunos documentos de la trama Gürtel: ha puesto bajo las patas de los caballos a la dirección del que fue su partido durante más de veinte años hasta que Cospedal decidió ponerle en la calle. Con una excelente indemnización, eso sí, pero ni siquiera la alta cantidad sirvió para que demostrara lealtad a quienes habían confiado en él. Ha lanzado acusaciones a diestro y siniestro y ha provocado serias dudas sobre las finanzas del PP y sobre algunos de sus ex dirigentes. No muestra más papeles que los ya conocidos y publicados, pero ha logrado su objetivo de cubrir todo el PP con una imponente sombra de sospecha. Y a esa sombra el PP está obligado a dar cumplida respuesta, so pena de que no se despejen las dudas sobre su financiación.

La respuesta de la dirección ha sido que cuente al juez lo que lleva meses contando a periodistas. No es suficiente. Se han juntado además el hambre con las ganas de comer, porque a la inquina que siente Bárcenas por Cospedal y en menor grado por Rajoy, se suma la de Pedro J. Ramírez contra Rajoy y que es vox populi en la profesión. Quizá no perdona que, al contrario de lo que ocurría con anteriores presidentes del Gobierno, ahora no tiene hilo directo con Moncloa ni recibe las confidencias del presidente.

Aun conociendo la trastienda, la reacción del PP ante las acusaciones de Bárcenas tendría que ser más contundente. Es verdad que ha mostrado sus cuentas y ha dado toda clase de explicaciones aunque no ha logrado la buscada credibilidad, y es verdad también que es el que acusa el que debe mostrar las pruebas del delito, pero un poco más de intensidad en la defensa sería muy agradecida por una militancia que no oculta su desazón por las noticias relacionadas con los dineros del partido.

Aunque si hay que hablar de dineros, el primero que debe explicar cómo se ha hecho con una fortuna de 42 millones de euros es Bárcenas. Porque esa cifra no se acumula quitando de aquí y de allá de las donaciones al partido, sino que sólo con comisiones de la máxima envergadura, comisiones relacionadas con el mundo de la construcción, se puede amasar una cantidad tan desorbitada de patrimonio. ¿Y si estuviéramos ante el jefe de la trama Gürtel, o ante uno de sus principales promotores?

Tiempo al tiempo. Esperemos a sus declaraciones ante el juez, que llegarán más pronto que tarde.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios