Coronavirus en el Gobierno

El coronavirus ha entrado bajo palio en la Moncloa haciendo estación en la mesa del Consejo de Ministros

Hoy es viernes 13, un día que en otros países europeos se asocia con la mala suerte, las tragedias y los gafes en general. Con más propiedad que el martes 13. ¿Por qué? Pues porque el viernes fue el día en que murió Nuestro Señor Jesucristo en la cruz y el 13 es el número de los asistentes a la Última Cena, contando a Judas Iscariote, que era el traidor del beso que sale de la iglesia de Santiago. Esto lo recuerdo porque el viernes 13 es mejor no salir de casa. Han sucedió muchas desgracias, que se pueden consultar en la Wikipedia. Y ahora, con el coronavirus, estamos en el momento Murphy: si algo puede salir mal, sale peor. El coronavirus ya ha entrado bajo palio en la Moncloa, haciendo estación en la mesa del Consejo de Ministros. Ellos mismos han incumplido sus medidas.

La gente pregunta: ¿cómo nos vamos a creer lo que dice el Gobierno si ellos tienen el coronavirus en casa? Ya se explicó, cuando nombraron a Salvador Illa ministro de Sanidad, que no era médico, sino un amigote de Iceta. Pero una ex ministra de Sanidad que sí se doctoró en Medicina, la señora Ana Pastor, también se lo ha pillado. Y el aguerrido político Javier Ortega-Smith, que asistió al concurrido mitin de Vox en Vista Alegre. Pero lo más ganso ha sido el caso de la ministra consorte Irene Montero, de Unidas Podemos, que acudió a la manifestación del 8-M, tres días antes de que prohibieran las Fallas. Y, para colmo, esta señora, que es republicana, le dio dos besos a la reina Letizia en un acto. También estuvo el jueves pasado en Sevilla. Cuarentena en la Moncloa, cuarentena en la Zarzuela, cuarentena de las feministas... Y nosotros sin cuaresma. Eso es.

También vemos estos días que adoptan las medidas al buen tun-tun, y no se están enterando de nada. La gente no entiende por qué han permitido que dos mil seguidores del Atlético de Madrid (en Madrid se registran más de la mitad de los muertos por coronavirus en España) viajaran a Liverpool, para un partido que se disputó en el estadio de Anfield abarrotado, mientras otros dos de la Liga de Campeones de esta semana se jugaron a puerta cerrada en Valencia y París. Ole ahí.

España ya está en la lista negra del coronavirus internacional. En Hong Kong no dejan entrar a los españoles. Ha sido una desgracia que el foco principal esté en Madrid, porque si hubiera ocurrido en otro lugar las medidas serían más severas, pero no han querido cerrar el transporte en Madrid, ni aislarla durante unos días, y ha pasado lo mismo que en Milán. Además de que se lo están tomando con alegría.

Al final, nadie va a estar a salvo de nada.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios