Las dos orillas

José Joaquín León

Creced y multiplicaos, pero en Sevilla

SEVILLA ya no llega a los 700.000 habitantes ni con los inmigrantes, ni buscando vagabundos debajo de los puentes. Se ha quedado en 699.759. Perdemos los habitantes como se pierde aceite cuando el coche tiene una fuga, y así corremos el riesgo de que nos quedemos parados.

-¿Más parados? ¡Si ya hay 161.990 inscritos en la provincia y 59.602 en la capital!

Por eso no viene más gente. Esa es una de las explicaciones. La gente tiene la costumbre de ir donde hay trabajo, no donde hay parados. En Zaragoza, por ejemplo, al rebufo de la Expo 2008, ha aumentado la población en 11.739 personas y se ha acercado a Sevilla, que corre el riesgo de perder el cuarto puesto entre las capitales españolas. Con esto se demuestra que hace falta una nueva Expo como el comer, porque aquí no se come de otra cosa que no sean las Expos.

-Pues en Dos Hermanas no hay Expo y ya han superado los 120.000 habitantes.

Esa es otra de las explicaciones. Con la burbuja inmobiliaria los pisos en Sevilla se pusieron por las nubes. Los jóvenes mileuristas sevillanos no se podían comprar pisos, porque estaban por las alturas del skyline. La Unesco se opone a la Torre Pelli, porque es muy alta, pero no ve que los pisos nuevos están por las nubes, incluidos los del casco antiguo, y se callan. Los jóvenes mileuristas optan entre quedarse en casa de sus padres, o irse a Dos Hermanas y el Aljarafe, donde encuentran pisos más asequibles. Para eso le interesaba a Sevilla, como a otras capitales andaluzas, el desarrollo de la Ley de Áreas Metropolitanas, que la intentó sacar Alfonso Perales, cuando era consejero, y se la han cargado en la Junta.

-Con tal de fastidiar a Monteseirín no saben qué hacer en la Junta. Menos mal que son de su partido.

Pues ¿saben lo que han dicho los del PSOE en Cádiz, donde tienen el mismo problema? Que la pérdida de habitantes de la capital gaditana, en beneficio de Chiclana, El Puerto y otros municipios de la Bahía, es culpa de la alcaldesa, Teófila Martínez. Que traducido al sevillano significaría que la pérdida de los 700.000 habitantes es culpa de Monteseirín.

-¿Qué quieren, que tengamos los cien mil hijos de Monteseirín? La gente se va a vivir donde le sale de los co…

De los condones es la culpa. Ahí quería llegar también. Esa es otra de las causas. ¿No se dedican a repartirlos gratis cada vez que pueden? Pues ahí tienen las consecuencias. Si este alcalde fuera un erudito, como Tierno Galván, y escribiera bandos, publicaría uno titulado Creced y multiplicaos, pero en Sevilla. Estamos a punto de perder dos concejales, dos parados más. Eso sí que será un drama, sobre todo para ellos. Y a ver quién gana con esa pérdida.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios