Visto y Oído

francisco / andrés / gallardo

Debates

EN la intimidad de las casas, ante la pantalla, como un espejo de lo que somos o nos gustaría ser, los espectadores optan por la evasión o por la información, y se quedan con lo que les gusta o con al menos lo menos malo de lo que les dicta el estado de ánimo. El audímetro no suele fallar sobre lo que se palpa en la masa espectadora y todas las cadenas aceptan sus resultados, mal que les pese, como sucede con los partidos políticos con las urnas, por muy injusta o endemoniada que se ponga la aritmética.

La desvestidura de Pedro Sánchez, crónica de un fracaso por adelantado incluso por los optimistas más ilusos, ha causado más revuelo y atención en las propias cadenas que en la reacción de los españoles, entre desencantados y hartos de una política sin satisfacciones, por muchos nuevos aires que se pregonen desde meses atrás.

Las cadenas menores han convertido la política en espectáculo y sonajero periodístico, traslado de la inmediatez de estos tiempos, donde siempre generan más titulares y debates los gestos, el postureo y la palabra suelta. En el prime time de este miércoles los debates sobre la misión del candidato socialista no atrajeron al personal, Al rojo vivo no embaucó al público habitual de El intermedio y la tertulia de 13 TV, que es una cadena de militancia, casi igualó los datos del debate de La 1, ambos sobre los 800.000 espectadores, pero apenas un 5% de los fieles nocturnos.

Aunque el 20-D fue la campaña de la televisión y del revanchismo, los españoles empiezan a frustrarse de unos nuevos tiempos políticos que no arrancan y una corrupción desvelada que crece, pero que no se juzga. La Sexta, experta en trabajar todo este filón del cabreo social, está lista para disfrutar de estos meses siguientes de sesión continua. De una segunda parte que se vislumbra tediosa y reiterativa. Algunos se frotarán las patitas, pero será lo peor que le pueda pasar a La Sexta y a su brazo retráctil, Podemos.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios