Vivir Todo lo que puedes hacer gratis en Sevilla por la Noche en Blanco

Desde mi córner

Luis Carlos Peris

lcperis@diariodesevilla.es

Demasiados ladridos al galope bético

En el Betis andan a machetazo limpio y es de admirar la ejemplar actitud del vestuario

Cincuenta mil espectadores en pleno puente de la Virgen de los Reyes, con la canícula exultante y las playas repletas tiene mucho de escandaloso. Admirable afición la bética no dejando solo en ningún momento a su equipo y eso cuando los tambores de tragedia no dejan de sonar. Tambores que anuncian calamidades sin sonrojo, incluso publicando noticias tan falsas como la deuda por Willian José nacida en territorio comanche.

Y es que son numerosos los territorios hostiles a cuanto suene a Betis, por siempre y para siempre Real Betis Balompié. Ciertamente es delicada la situación que atraviesa un club que vivió por encima de sus posibilidades al apostar por un crecimiento que parecía imposible. Ganar la Copa del Rey le ha costado caro al club verde, blanco y verde, pero que le quiten lo bailado a una tropa que dobla o triplica a cualquiera de cuantas conforman el fútbol al sur de Madrid.

¿Devolvería el bético lo ganado el 23-A en Cartuja por no sufrir lo que hoy sufre? Sin duda alguna es un trago amargo no poder contar todavía con media docena de futbolistas importantes, pero nadie aceptaría dar a cambio la Copa y, además, renunciando a ese escaparate de lujo que se abrirá este invierno en Oriente. Y en este pestilente lodazal se mueven de maravilla los enemigos directos del Betis para que no lleguen a tiempo esas licencias tan deseadas.

La noticia fake de la deuda a la Real procede de San Sebastián y enseguida encontró la caja de resonancia adecuada para contribuir al desprestigio del club sevillano. El tiempo vuela hacia ese primero de septiembre en que baja la persiana el mercado de futbolistas y en el Betis andan a machetazos con la vida para arreglar el desaguisado. Por cierto, altamente encomiable la actitud del vestuario en general y de los afectados en particular. Silencio, es tiempo de Betis.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios