La ventana

Luis Carlos Peris

Democracia no es mala educación

ANÁLISIS trasnochados y basados en el exabrupto apartes, la falta de educación ha sido el argumento mayoritario en el resumen de los bochornosos incidentes de Vitoria. Los abucheos al Rey y al Himno Nacional se achacan de forma casi unánime a la falta de educación de un pueblo indiscutiblemente maleducado en origen. Desde esa escuela en que se empieza por hablarle de tú al profesor para terminar agrediéndole, a esas familias desestructuradas o a esa historia torticeramentre contada son principios para este estado de zafiedad en que vivimos. Y por si fueran pocos los ingredientes, el pestilente guiso se remata con el remate de los tomates, con la falta de respeto de la clase política al pueblo. Anhelábamos democracia, pero no de esta manera, se me viene a la memoria Ortega y lloro: "La democracia es una cosa; la mala educación, otra". No es esto, no es esto.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios