La ventana

Luis Carlos Peris

Derechos humanos no sólo de los asesinos

AHORA sale otro personaje en esa historia macabra que es la desaparición de Marta del Castillo. Resulta que el niñato que confesó haber matado a la pobre chiquilla saca a relucir una nueva versión y la sociedad se encuentra sin antídotos con los que combatir la malicia del asesino. La cantidad de cuerdas que tiene este violín, Dios, y el ciudadano con estos pelos, sin comprender cómo el aparato social no tiene instrumentos con los que decirle al tal Miguel Carcaño hasta aquí hemos llegado. Claro que la Justicia no puede moverse a impulsos de lo que el cuerpo pida, pero si la lógica aplicación de los derechos humanos ha de mantenerse en el caso de los encausados, digo yo si los padres de Marta no deben ser también amparados por esos mismos derechos. Que ha pasado el medio año de regates a la Justicia, el cuerpo no aparece y ahora surge un nuevo personaje, dicen que muy peligroso. Qué película...

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios