PASA LA VIDA

Desdén hacia los turistas

HAY más turistas por Sevilla que en agostos anteriores. Bienvenidos a una ciudad con encanto que les trata con desdén. Ustedes viajan, como es normal, cuando tienen más tiempo para hacerlo, y suele ser en agosto. Sevilla es de las ciudades que siempre incluyen en la lista de destinos que algún día han de verse. Pero no tiene el detalle de recibirles con algo especial. Sevilla se consume turísticamente a palo seco en temporada alta. Como anfitriones de verano no damos la talla y dejamos escapar mucho dinero que se gastaría con gusto en la ciudad si fuera más divertida, en el sentido más amplio del término diversión.

Piensen en un domingo como hoy. Los turistas pueden creer que los sevillanos son seres emboscados que salen para comer churros y vuelven a agazaparse. Analícese qué poco o nada se les propone de visitas de puertas adentro en horas de frescor matinal, o durante el largo periodo de sol pesaroso, o de noche camino de la madrugada. Falta cantidad y calidad. Ausencia de imaginación y de inversiones para crear actividades con altas opciones de rentabilidad. Demanda desaprovechada por falta de oferta.

Llegará septiembre y volverán las excusas y las promesas. Hablarán de la potencialidad del río, de la captación de festivales y conciertos masivos, de la organización de rutas por iglesias, del uso de la plaza alta del Metropol Parasol para actividades lúdicas, de la búsqueda de patrocinio para exhibir en verano una exposición de relumbrón, entre otras ideas. Una más les aporto: hacer cada noche desfiles de moda en el Puente de Triana, como el que deslumbra en vísperas de la Velá, y vincularlo a un mercado nocturno en el Paseo de la O.

De todo esto, los primeros merecedores son los sevillanos, si quieren algo más que veladores para su tiempo libre. Y si se percatan al fin de que nos visitan decenas de miles de personas con ganas de hacer cosas de calidad durante 24 ó 48 horas. Porque están de vacaciones y quieren vivencias especiales.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios