Pasa la vida

Juan Luis Pavón

Desmesurado sí o sí

ESPERO que el señor Del Nido entienda que el fútbol no es sólo dinero, y que él y el Sevilla no van a dejar de ganar dinero porque no hay que olvidar lo que se pagó -3 millones de euros- por Luis Fabiano y en lo mucho que se va a vender al Milán". Eso es lo que decía y deseaba el pasado viernes José Fuentes, intermediario que representa al delantero centro, y tan interesado como éste en moverlo de ciudad porque así se asegura una jugosa comisión. Cuando le aprieten, seguro que matizará esas declaraciones, en qué lío se metía teniendo enfrente a Del Nido, un abogado que desde ese mismo viernes no está para insinuaciones sobre comisiones. En qué estaría pensando Fuentes, acostumbrado al juego de convertir los contratos en papel mojado y a beneficiarse de un mercado tan desahogado que en él todos ganan... se gane o se pierda en el campo. Y los aficionados, embaucados, les ríen las gracias. Como la Marbella idílica de Jesús Gil, donde cualquier desfachatez era posible y encima le votaban. Donde triunfó Del Nido como galáctico de la abogacía.

Cristiano Ronaldo no le gana en carrera a Del Nido cobrando emolumentos desmesurados. Ni manipulando elecciones o asambleas le puede a Ramón Calderón, ex presidente del Real Madrid y quien pactó su fichaje, que ahora se defiende de acusaciones sobre elevadísimas comisiones. Ni a Juande Ramos le supera en luchar por dinero. El portugués es el nuevo icono del reino de la especulación, donde la respetabilidad social no sufre mella ni con sus patadas al coche de un fotógrafo ni con la petición de la Fiscalía Anticorrupción de llevar a Del Nido al banquillo y pedir para él 13 años de prisión por ocho delitos de los que le acusa.

Ricos y famosos están encantados de darse la mano con el fútbol como pretexto. Y la gente les aplaude. Porque les envidia y en el fondo quieren ser tan rumbosos y tan poco éticos como ellos.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios