Crónica Personal

Pilar / cernuda

Día D para Arias Cañete

HA funcionado el pacto alcanzado entre socialistas, populares y liberales en el Parlamento Europeo para elegir los altos cargos de la Comisión, con la excepción de la actitud que han mantenido los eurodiputado del PSOE -seguían instrucciones de Ferraz-, que ni quisieron votar a Juncker ni quieren votar al candidato español Arias Cañete.

Hoy el ex ministro tendrá que pasar el examen del Parlamento Europeo, y las cosas se le presentan complicadas porque los socialistas españoles no quieren votarle, tampoco UPyD ni, por supuesto, los eurodiputados situados más a la izquierda. Las razones que alegaron en un principio los socialistas fueron el supuesto machismo de Arias Cañete por la desafortunada frase con la que justificó su escasa firmeza en el debate que mantuvo con Elena Valenciano. Luego dejaron de lado esas acusaciones para centrarse en un supuesto conflicto de intereses entre el ex ministro y sus empresas.

Arias Cañete ha explicado por activa y por pasiva su situación patrimonial, y ha vendido las acciones de dos empresas para evitar escollos que le impidieran acceder a la comisaría de Energía y Cambio Climático. Casado con una Domecq con importante patrimonio y que gestiona empresas que pertenecían de antiguo a su familia, niega Miguel Arias que hubiera concedido ningún tipo de ayuda a empresas de su mujer. Como ministro de Agricultura negoció la PAC en Bruselas -con éxito, por cierto-, logró importantes ayudas a la agricultura y ganadería, y la cantidad destinada a España se entregó a los gobiernos autonómicos, que son los que conceden subvenciones.

Esos razonamientos, que han entendido otros grupos del Parlamento, no convencen a los eurodiputados españoles de la oposición, que anuncian su voto negativo antes incluso de escuchar las respuestas al examen exhaustivo al que va a someterse el ex ministro por parte de los miembros de la comisión correspondiente; examen que, sin embargo, no va a ser decisorio para los eurodiputados españoles del PSOE, UPyD, ERC e Izquierda Plural, que han anunciado de antemano su voto contrario.

Este lunes se ha dado luz verde a la sueca Cecilia Malmström, liberal, a la que Juncker ofreció Comercio y que había sido muy cuestionada como comisaria de Interior. El examen ha sido duro, pero ha respondido con seriedad y ha funcionado el acuerdo entre liberales, populares y socialistas.

Se equivocó Sánchez al no apoyar a Juncker, y se equivoca frente a Miguel Arias.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios