La ventana

Luis Carlos Peris

lcperis@diariodesevilla.es

Distintas y parecidas situaciones

Veintiún años después y justo por estas fechas he sentido la misma situación de angustia. Entonces fue la más siniestra cuenta atrás vivida en este país; hoy, una sensación de inquietud por un puñado de niños atrapados en una trampa. Como aquellos días de julio de 1997 en que iba agotándose el plazo dado por una banda de canallas que hoy es aplaudida por repulsivos partidarios que hasta han aupado a muchos de aquellos asesinos a las instituciones, hoy vivimos pendientes de las noticias que llegan de una gruta tailandesa. Desde el 10 de julio hasta el sábado 12 en que Miguel Ángel Blanco fue hallado en Lasarte con un tiro en la nuca, este país vivió con el ánimo pendiente de un hilo y la rabia contenida hasta que estalló al conocer el cobarde asesinato. Afortunadamente, en lo de Tailandia cabía la esperanza; en lo de Ermua, no. Y parece haberse olvidado.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios