Diario de Sevilla En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Desde mi córner

Luis Carlos Peris

lcperis@diariodesevilla.es

Doble pleito entre urgidos y angustiados

Espanyol en Nervión y Leganés en Butarque, sendas oportunidades para reencontrarse

Sin solución de continuidad, ni aperitivo ni almuerzo para el fútbol según Sevilla en una jornada que ya enfila la recta trascendental del campeonato liguero. Con el sol justamente en la vertical de Nervión, este Sevilla que se nos volvió titubeante recibe a un clásico de la Liga en situación angustiosa, mientras que el Betis comparecerá en un rodeo maldito no más se dé por finalizado el pleito del Sánchez Pizjuán.

Tiene el Sevilla una diáfana oportunidad de volver a territorio Champions. El estupendo resultado del viernes en Mestalla le ofrece una oportunidad magnífico para volver por donde solía, a esa zona de la tabla sólo para elegidos, léase Madrid, Barça y... Getafe, Ge-ta-fe para ser más explícitos. Hay que confiar en que la debacle viguesa que se unió a las de Miranda en Copa y la casera con el Alavés no haya menoscabado el ánimo en la tropa de Julen Lopetegui.

Llega el Espanyol con unas urgencias que perduran desde que el Sevilla visitase Cornellá en el principio del campeonato. Abelardo, que es el tercer entrenador perico del curso, ha enderezado un tanto la andadura y ya la pasada jornada logró ganar de local. Eso le habrá tonificado algo las neuronas, pero no debería ser suficiente como para darle un susto a un Sevilla también urgido. Y en cuanto acabe lo de Nervión, el Betis saltará a la yerba de un rodeo que se le da mal, Butarque.

Ahí sólo ganó el Betis una vez y fue en plena escalada buscando el ascenso de la mano de Lorenzo Serra. Allí ha recibido, incluso, algún correctivo el equipo bético, pero hoy se trata de ganar o ganar para que el asalto al objetivo no se haga esperar más. El fútbol según Sevilla tiene, por tanto, la oportunidad de reencontrarse consigo mismo, primero en Nervión frente al angustiado Espanyol y a renglón seguido en Leganés contra otro que tal anda; y todo, a la hora de comer.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios