Desde mi córner

Luis Carlos Peris

Duelo entre líderes a la vista

CONVERTIDO en una máquina de ganar, ni siquiera en sus momentos de flaqueza dobla la rodilla. Es un Sevilla insultantemente pragmático que en Valencia renovó sus opciones por hacerse un sitio de pleno derecho en la Champions. Fue ante un buen Levante, un animoso grupo bien agrupado por Lucas Alcaraz que se vio impotente para neutralizar la mortífera pegada de un Sevilla que sacó petróleo mediante dos no habituales.

Gameiro y Reyes arreglaron la noche con dos golpeos calcados y lo hicieron cuando el rival andaba en la tarea, no sin fundamentos, de sacar la cabeza. Otra lección de entrenador de Unai Emery y ya van unas cuantas en un año que se miraba con recelo tras las marchas de Rakitic y de Fazio. No sólo no se echa de menos a ambos futbolistas, sino que nos encontramos con unos números que en una Liga normal servirían para soñar bien despiertos con el título.

No sé si aquel gol con la barriga del Valencia en las postrimerías del inicio liguero va a ser determinante o no, pero que el Valencia va a saltar esta noche a San Mamés con mariposas en el estómago no lo duda nadie. Los chés y también ese Atlético de Madrid que aún ostenta los galones de campeón deben oír las pisadas del Sevilla con inquietud. Y es que desde aquella tarugada del tramo final en Anoeta, el Sevilla no ha hecho más que dar continuos golpes en la mesa de la Liga.

En Orriols resolvieron la papeleta dos que no suelen ser de la partida. Trascendente Reyes en ambos goles, Gameiro demostró una vez más que sin Bacca también puede lograrse el paraíso. Y a todo esto y por si la cosa no estuviese entretenida, el Sevilla espera al Barça. Casi nada lo que se librará el sábado en Nervión en un duelo en las cumbres ligueras entre el auténtico líder y el que bien puede considerarse desde ya fundado aspirante a líder, aunque sea de la otra Liga.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios