La ciudad y los días

Carlos Colón

ccolon@grupojoly.com

ERE: de Despeñaperros 'pa'bajo'

La corrupción es un accidente en la izquierda y la naturaleza de la derecha

No solo enriquecerse o crear tramas para financiar un partido es corrupción. También emplear el dinero público para comprar o fidelizar voluntades, beneficiar amigos y conmilitones o crear estructuras clientelistas para perpetuarse en el poder. Lo dos primeros supuestos afectaron al PP en el caso Gürtel provocando la condena de cinco cargos medios del partido (un ex diputado, dos ex alcaldes y dos ex tesoreros), pero sin alcanzar judicialmente a Rajoy. Es más, el pasado mes de octubre el Pleno de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional estimó que las valoraciones que realizó el magistrado Ricardo de Prada en la sentencia Gürtel y que se utilizaron para la moción de censura que provocó la caída de Rajoy "destruyen la necesaria apariencia de imparcialidad que debe reunir todo miembro de un tribunal de Justicia".

La sentencia histórica de ayer -y lo es porque afecta a muchos años de gobierno socialista andaluz, dos ex presidentes de la Junta y una cantidad de dinero sin precedentes: siete veces más que lo demostrado hasta ahora en la Gürtel- condena, además de a los dos ex presidentes que según ella eran "plenamente conscientes de la patente y palmaria ilegalidad", un ex onsejero de Presidencia, ex consejeros, ex consejeras, ex viceconsejeros y ex directores generales.

Sánchez, que no tiene nada que ver con este caso, lanzó ayer a Ábalos para desculpabilizar también al partido: "No es un caso del PSOE, porque el PSOE de Andalucía nunca ha sido investigado, sino de antiguos responsables públicos de la Junta de Andalucía". Caramba, dos de esos antiguos "responsables públicos" han sido, además de ex presidentes de la Junta, ministros del Gobierno de España, presidentes del PSOE y uno de ellos vicepresidente del Gobierno y secretario general del partido. ¿Y no es un caso del PSOE?

Pero no hay problema. Sánchez e Iglesias se ocupan de que la sentencia no rebase Despeñaperros. Iglesias -que llamó al PP "organización delictiva" y apoyó la moción de censura basándose en la Gürtel- desvinculó al PSOE de las sentencias. Ni tan siquiera lo nombró, achacándolo todo a la "corrupción" y "arrogancia" del bipartidismo; y presentando su pacto como "la oportunidad de defender la justicia social y garantizar la limpieza de las instituciones". ¿Lo ven? No pasa nada. La corrupción es un accidente en la izquierda y la naturaleza de la derecha.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios