Alto y claro

José Antonio Carrizosa

jacarrizosa@grupojoly.com

Espadas y compañías

El camino del alcalde hacia las urnas se va a ver influido por la derrota del PSOE en la Junta y la convulsión nacional

Juan Espadas se hizo ayer la foto con Pedro Sánchez y Susana Díaz. Tal y como están las cosas por el partido que gobierna el Ayuntamiento, tanto en su sede de la calle San Vicente de Sevilla como en la de Ferraz de Madrid, ignoro, aunque me lo imagino, si el alcalde vivió el acto como un espaldarazo necesario para el relanzamiento de su candidatura o más bien como un trámite que había que pasar cuanto antes mejor. Lo dejamos en el espacio de la duda. Sobre el futuro de Espadas planea el resultado de las elecciones andaluzas del pasado diciembre y el deterioro, abrupto pero previsible, de la situación política nacional con las elecciones del 28 de abril en el horizonte. La compañía de Pedro Sánchez y de Susana Díaz no es hoy ningún aval ganador aunque es lo que da unas siglas que conocieron, no hace tanto, tiempos mucho mejores. Hasta hace un par de meses muy pocos en Sevilla, quizás sólo los que no tenían más remedio, dudaban que el alcalde que hace cuatro años logró el sillón sin conseguir ganar las elecciones y gracias a las alianzas iba a revalidar el puesto. En esta ocasión sin mucho problema para encabezar la lista más votada.

Pero las cosas cambiaron, y cómo, en la noche del 2 de diciembre. ¿Se podrá repetir en el Ayuntamiento de Sevilla la triple alianza de la derecha que echó a Susana Díaz de la Junta y Beltrán Pérez puede convertirse en alcalde por el mismo procedimiento por el que Juanma Moreno ha sido presidente de la Junta? Hoy no es una posibilidad descabellada como podía parecerlo hace no demasiado tiempo. Todo depende de un factor con el que hasta ahora no se contaba: la fuerza con la que Vox pueda entrar en el caserón de la Plaza Nueva, hecho que nada tendrá que ver con la gobernación de la ciudad y sí con la efervescencia y crispación de la política nacional en la que se va a desarrollar el camino que nos llevará a las elecciones locales del 26 de mayo. Además hay que tener en cuenta otros factores, como la fuerza que finalmente demuestre Ciudadanos y la factura que le pasen los votantes al PSOE por la política que se ha ejercido desde el Gobierno de Madrid frente al desafío secesionista catalán. Habrá que prestar atención a los resultados del 28-A.

Así que Juan Espadas, al igual que ayer estuvo acompañado por Susana Díaz y Pedro Sánchez, estará escoltado en su larga marcha hacia el 26 de mayo por la larga sombra de la salida de los socialistas de la Junta y por la convulsa política nacional. No parecen las mejores compañías. ¿Y Sevilla?, que diría Manuel Machado. Lo ocurrido en la ciudad durante los últimos cuatro años forma parte de otro capítulo sobre el que habrá que insistir en breve.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios