Editorial

España no puede esperar a unas nuevas elecciones

TRAS el previsto fracaso de Mariano Rajoy de ser investido presidente del Gobierno por el Congreso de los Diputados ha vuelto a cundir el pesimismo en la sociedad española, que se ve abocada a acudir de nuevo a las urnas a finales del próximo mes de diciembre, probablemente el día 18 para evitar la extravagante estampa de los ciudadanos votando el día de Navidad. Sin embargo, de las posibles soluciones a la difícil situación política que atraviesa España, la de una convocatoria electoral sería una de la más perniciosas para los intereses generales del país, sólo por detrás de ese pacto PSOE-Podemos-IU (con la compañía de Ciudadanos) cuyo fantasma ha vuelto a resucitar Pedro Sánchez para justificar su contumaz negativa a facilitar el Gobierno del PP, el único lógico después de los resultados de las elecciones del pasado 6 de junio.

España no se puede permitir el lujo de esperar a unas nuevas elecciones y cualquier iniciativa política en esa dirección habrá que verla como una grave irresponsabilidad que terminaremos pagando muy caro. Tanto la situación económica y social, como la política e institucional recomiendan la formación urgente de un Ejecutivo capaz de afrontar los problemas: la administración paralizada, el problema catalán cada vez más infectado, la deuda pública desbocada, la recuperación económica amenazada por la espada de Damocles de una nueva recesión... No es, desde luego, el momento de someter al país a un nuevo ciclo electoral que no garantiza ninguna solución y que sólo supondría una pérdida de tiempo y recursos, además de un desprestigio internacional para España en unos momentos en los que se está redefiniendo la Unión Europea. Incluso , la espera a que se celebren los comicios vascos y gallegos el 25 de septiembre resulta ya excesiva con este panorama. Hasta el 31 de octubre, PP, PSOE y C's tienen tiempo de sobra para alcanzar un acuerdo y evitar unas terceras elecciones. Si no lo logran, se podrá hablar sin exageración de ridículo histórico.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios