Sucesos Cae en Sevilla parte de una banda dedicada a robar catalizadores de coches

La ventana

Luis Carlos Peris

lcperis@diariodesevilla.es

Expectación después de la abstinencia

Con el exquisito manto salmón y el sol joven y fuerte estallando en su cara desde la atalaya de Mateos Gago, la Virgen de los Reyes sale un año más para circunvalar su casa en sentido contrario a las agujas del reloj. Es éste un día que fue perdiendo poder de convocatoria a medida que la playa estaba más cerca. En tiempos que se alejan en la memoria, este día tenía grandeza, que hasta los privilegiados que andaban en los baños hacían un alto para venirse a Sevilla a la procesión de la Virgen. Con la aparición del 600 y unas carreteras que acortaban los caminos, el éxodo en este día fue subiendo en progresión geométrica. Dicen los iniciados que en los últimos años se ha producido un repunte en la afluencia de partidarios. Tras dos años de abstinencia, a ver si se confirma y ojalá cuando hoy el sol, joven y fuerte, estalle en su cara, el contorno de la Catedral sea un hervidero.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios