Desde mi córner

Luis Carlos Peris

lcperis@diariodesevilla.es

Expectación ante el nuevo orden sevillista

La cuenta corriente y la ausencia de Roberto Alés es lo que separa al Sevilla 2000 del actual

Cosecha excelente de reencuentros la de este 2019 tan joven y tan seco. Queda desvaída en importancia la decisión del Villarreal de repescar al entrenador que destituyó poco antes, por lo que los retornos de dos brujos como Zidane y Monchi son los que acaparan todo el foco. Y al contrario de cómo ocurrió con Calleja en Villarreal, tanto Zidane como Monchi vuelven tras haberse ido sin que nadie los echase, por propia voluntad.

Lo que nos coge cerca es lo del amigo Ramón Rodríguez Verdejo, Monchi en las estampitas, y la verdad es que, aunque su vuelta se presagiaba, nunca pudimos pensar que su exilio fuese tan breve. Sólo dos cursos en Roma y pase de la firma tras la catástrofe que fue caer ante el Oporto en Champions con destitución del entrenador y efecto dominó que cogió por la faja a nuestro hombre. Sin ese contratiempo, Eusebio di Francesco y Ramón Verdejo seguirían junto al Tíber, creo...

Y de todo eso se beneficia el Sevilla, que acoge con los brazos abiertos al creador del gran Sevilla que tanta plata apaleó para expansión de su marca y ampliación de su sala de conquistas. Lo cierto es que desde que Monchi se fue, pocas cosas se hicieron bien en este Sevilla que con Caparrós hace el quinto inquilino de su banquillo. Berizzo, Montella, Caparrós, Machín y nuevamente Caparrós. Cinco cambios en el banquillo y un par de ellos en la dirección deportiva prueban el fracaso.

Sólo falta el tristemente desaparecido Roberto Alés para que el Sevilla se impulse desde el mismo trípode que lo sacó del barro en aquel verano del año 2000. En vez de Roberto, Pepe Castro para que el resto sea idéntico, pero el Sevilla del año 2000, donde no había ni para pagar la luz, no es el de hogaño, por lo que las dificultades serán menores para seguir creciendo. Claro que nada de esto es garantía de algo, por lo que sólo cabe desearle suerte a este nuevo orden sevillista.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios