Las claves del día Suscríbete a nuestra 'newsletter' y recíbela cada mañana de lunes a viernes

Crónica Levantisca

J. M. Marqués Perales

jmmarques@diariodecadiz.com

Fusilamientos

Allá por 2012 Pedro Sánchez era aún un desconocido. Aunque en 2010 los periodistas del Congreso lo eligieron diputado revelación de ese año, Sánchez se quedó a las puertas del Congreso en las siguientes elecciones. Entonces, decidió ser presidente del Gobierno y cada paso que fue dando estaba destinado a ello, lo que incluía su preparación intelectual y su proyección en la construcción de un currículum público. Acabó la tesis en 2012 y en diciembre de 2013 presentó en la librería Blanquerna de Madrid su libro La nueva diplomacia económica española, basado en el trabajo doctoral, pero con Ocaña de coautor. A pesar de quien era, media Ejecutiva de Ferraz asistió a la presentación del volumen, concebido como un hito más de esa hoja de ruta que tenía trazada en su mente. Asistieron Elena Valenciano, Blanco, Madina, Miguel Sebastián, Jáuregui... no es que le apoyasen en una no confesada aún carrera presidencial, pero es mucho mejor invertir en varios valores a la vez. Ya en abril de 2013 se habían reunido en el restaurante Orixe de Madrid los primeros apóstoles del pedrismo, conjurados para conseguir el salto. Supongo que el libro, presentado en diciembre, fue un vámonos que nos vamos, rápido, sin asentar, focos y a escena, corta y pega, ha nacido una nueva estrella; se nota, Pedro tiene mimbres pero le falta la solera.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios