el medio centro

Carlos Izquierdo /

Fútbol con estrella

Un año después del triunfo en el Mundial de Sudáfrica, la selección sigue recibiendo elogios por su estilo

ES absurdo preguntar qué día es hoy, qué se celebra, qué se recuerda. Todo buen aficionado al fútbol sabe que hoy hace un año que España se convirtió en campeona del mundo en una agónica final frente a Holanda en el estadio Soccer City de Johannesburgo. Todo español que se precie sabe que hace un año, el 11 de julio de 2010, un nudo en la garganta le paralizó prácticamente cualquier movimiento a eso de las once menos cinco de la noche y desató la mayor alegría jamás contada 20 minutos después.

Buena gente que se había resarcido algo un par de años antes con aquel gol de Fernando Torres en Viena, pero que seguía penando con los fantasmas de Julio Cardeñosa, Julio Salinas, Javier Clemente y Al-Ghandour, entre otros. Un año desde el exorcismo que acabó con la leyenda negra y subió al pecho henchido de España una estrella de campeona del mundo.

Y visto ahora con cierta perspectiva y muchísima más frialdad, un año después del día D, el exorcismo parece haber salido a la perfección. Al contrario de lo sucedido con nuestras predecesoras, todo fluye en la España futbolera. Brasil, una vez consumado el pentacampeonato en 2002, se entregó a la herejía y contradicción estilística de Dunga. Italia, culminado el tetra en 2006, se mantuvo en su histórico concepto futbolístico de máximos por mínimos. España, un año después de subir al cielo en la lejana Sudáfrica, 365 días después de que Andrés Iniesta mostrase al mundo la camiseta de su amigo Dani Jarque (hasta en eso es grande), España digo, cree aún más que antes en su estilo e insiste en la máxima de no renunciar jamás al balón, a la posesión, al juego ni aunque se gane. Mucho menos cuando se pierde. Mientras otros buscan su norte, España vive allí y mira a todos desde arriba. Todos admiran e intentan imitar a España… y España responde con fútbol. Con un fútbol con estrella.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios