LAS EMPINADAS CUESTAS

Amparo Rubiales

Ganó la esperanza

HAY tanta gente pasándolo tan mal que cada día somos más conscientes de que así no podemos seguir. El crecimiento sin límites del endeudamiento nos estaba empobreciendo hasta extremos insospechados. El dogma de la austeridad no sirve y no hay que esforzarse mucho para entenderlo. Corregir esta política de sólo preocuparnos por el control del déficit es vital para encontrar un equilibrio razonable. El paro crece, el consumo cae, las empresas no tienen dinero para invertir y el empobrecimiento se va generalizando. Combinar la estabilidad con el crecimiento es vital para nuestra supervivencia.

En las elecciones andaluzas el presidente Griñán lo repetía machaconamente y los andaluces y andaluzas lo entendieron bien; con su voto han hecho posible que, contra todo pronóstico, la izquierda plural gobierne Andalucía. Hemos sido los primeros en saber que con esta política de sólo recortes, en salarios y derechos, no podíamos seguir; que había otro camino para salir de la crisis y por eso tenemos un Gobierno diferente, que va a encontrar muchas dificultades en su funcionamiento cotidiano, pero a las que hará frente con firmeza y si el PP desde el Gobierno no persevera en su incapacidad de entender a Andalucía nos irá mejor. Se dice que el partido que gobierna pierde, pero aquí, después de 30 años, el PSOE va a seguir, ahora en coalición con IU. Espero que acierten por el bien de nuestro pueblo.

Las prioridades del Gobierno andaluz son: la creación de empleo, la reactivación de la economía y la defensa de las políticas sociales para garantizar la igualdad de oportunidades y sustentar el Estado de Bienestar, según manifestó Griñán en su investidura, además de pedir y ofrecer lealtad institucional. Si Rajoy lo entiende también sería bueno.

Andalucía parecía una gran isla, rodeada de recortes por todas partes, pero el domingo la elecciones francesas han dado un respiro. Hollande también propone una política para Europa que combine austeridad y crecimiento.Mirando el mapa, el cambio empieza en Andalucía y continúa, de momento, allende los Pirineos; Francia es el país europeo que mejor puede hacer frente a esta política alemana que nos está conduciendo a una muerte inexorable, por eso nos satisface tener en Andalucía un Gobierno de izquierdas y en Francia otro. No va a ser fácil, lo sabemos. Cómo se la gastan los mercados lo llevamos años constatando, pero el rumbo de la historia lo han transformado siempre los hombres y mujeres que han creído que otro mundo era posible. Esta "empinada cuesta", que nosotras sufrimos más, vamos a subirla juntos, porque ahora ha ganado la experiencia, pero sobre todo la esperanza.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios