El objetivo indiscreto

Gestos de una minicrisis

Gestos de una minicrisis Gestos de una minicrisis

Gestos de una minicrisis / antonio pizarro

La salida de María Jesús Montero del Gobierno andaluz para ocupar el Ministerio de Hacienda ha provocado una minicrisis en el Ejecutivo de Susana Díaz con dos gestos a anotar: primero, el reforzamiento de Antonio Ramírez de Arellano, quien se convierte, junto con el vicepresidente Jiménez Barrios, en el hombre fuerte del equipo, por el que pasa toda la política económica; segundo, la entrada de Lina Gálvez es un gesto hacia un sector del electorado fronterizo con Podemos. La catedrática no ha ocultado nunca sus simpatías ideológicas y, de paso, Susana Díaz mantiene la cuota femenina de su Gobierno en un momento en el que eso no es ni mucho menos una cuestión menor.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios