Desde mi córner

Luis Carlos Peris

lcperis@diariodesevilla.es

A Getafe en el corazón de una resaca inquietante

Las circunstancias que acompañaron al pleito del pasado sábado, una rémora para el Betis

Con los rescoldos de lo ocurrido el sábado al final de la Palmera aún vivísimos llega otra cita liguera y el Betis se planta esta noche en el Coliseum Alfonso Pérez para colisionar con ese equipo, puro pedernal, que es el Getafe de José Bordalás. Pero están tan calientes los rescoldos que no queda otra que seguir con ellos, ya que en un país donde hay barra libre contra el Rey, los jueces y la Constitución no se permite criticar al árbitro de fútbol.

Pellegrini y Joel en el ojo de esa inquisición que ha montado Rubiales en Las Rozas porque osaron muy en caliente expresar su contrariedad por lo que perpetraron jueces que no se caracterizan por su objetividad. En fin, que cuando LaLiga no ha hecho más que arrancar, el lío ya está montado y el peso de la injusticia caerá, como siempre, en el más débil. Pero se ha de seguir tragando porque estos sanedritas de hogaño pueden hacer que el peso de la guillotina haga su labor.

Y así el panorama, esta noche comparece el Betis en el centro geográfico de la vieja Iberia para la intentona de seguir liderando la Primera División. En caso de normalidad, las sensaciones serían estupendas. Lo que el equipo desarrolló hasta que surgieron las circunstancias que suelen acompañar a los más poderosos fueron inmejorables y de esa manera se vería la cita con el Getafe con optimismo. ¿Ahora? Ahora, también, pero las circunstancias provocan que algo menos.

El Getafe, con un partido menos, está a dos puntos del líder y en esos dos partidos ha mostrado que sus señas de identidad siguen indemnes. Aun con Enes Unal y Cucho Hernández en vez de Jorge Molina, el ADN del equipo no se ha resentido. El Coliseum hace tiempo que es territorio a contraestilo del Betis y vamos a ver si la tropa que anda modelando Pellegrini es capaz de revertir las cosas. Las sensaciones eran buenísimas, pero son tan inquietantes las secuelas...

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios