La tribuna

Solomon Seruya

Gibraltar: que no descarrile el tren

LA entrada de la primavera parece que despierta la curiosidad e interés sobre los Acuerdos de Córdoba y las relaciones con Gibraltar. Los partidos y diputados de ambas partes demuestran más inquietud, y los ciudadanos de a pie se preguntan dónde vamos. La realidad es que los Acuerdos y el Foro de Diálogo no se han consolidado y es necesario evitar que el tren de Córdoba descarrile.

Acostumbrados al progreso inicial, los ciudadanos se preguntan cómo se mejoraría el proceso. Indudablemente, la anulación del servicio aéreo Gibraltar/Madrid ha sido una decepción, incluso si esto se debió en parte a la falta de un estudio adecuado de mercado y promoción. Sin embargo, si se lleva acabo la posible fusión entre Iberia y British Airways pueden abrirse nuevas perspectivas, ya que sería natural que Gibraltar sirva de puerto de embarque para turistas ingleses que viajen de crucero por el Mediterráneo.

Entre tanto, está pendiente la instalación del Instituto Cervantes que tan valioso puede ser para la juventud gibraltareña al abrir un horizonte de trabajo y cultura tanto en la Península como en América Latina.

Con miras al futuro, el Foro de Diálogo debe abortar lo antes posible los acuciantes problemas marítimos de la Bahía y el Estrecho de Gibraltar. No podemos esperar un grave accidente más, y la pérdida de vidas humanas. Otro tema pendiente es el ecológico, que presenta problemas de salud, la mayor limpieza de las aguas de la Bahía y el medio ambiente. Para todo esto, es esencial un sistema de consulta institucional entre las tres partes.

Se nota también la falta de contactos de Gibraltar con la Mancomunidad, la Junta de Andalucía y los alcaldes del Campo de Gibraltar. Inicialmente, para llegar a los Acuerdos de Córdoba, hizo falta un gran esfuerzo ministerial y diplomático al más alto nivel. Esto fue un gran éxito, y es vital que continúe en manos de Peter Caruana y sus homólogos en Madrid y Londres. Hay que evitar, sin embargo, que muchas voces compliquen y frenen llegar al objetivo.

No es fácil, pero hay que definir el trabajo político decisivo del Foro Tripartito y la cooperación y buena voluntad de las autoridades locales. Hace unos meses el Gobierno español nombró a un distinguido diplomático, Julio Montesino, como Delegado Especial en el Campo de Gibraltar. Presumiblemente la intención es agilizar de cerca la solución de problemas diarios sin tener que recurrir a Madrid y Londres. Todavía no sabemos si el señor Montesino ha tenido contacto con el gobierno gibraltareño. Esta falta de sintonía e información afecta a la opinión pública.

Por su parte, el Reino Unido lamenta que España prohíbe sobrevolar con aviones militares el espacio aéreo español, y que la Aduana niegue el paso de material militar a la Roca. ¿Cómo se explican estas medidas entre aliados en la OTAN? Lo que verdaderamente se necesita es la mayor coordinación posible contra el terrorismo en esta zona tan sensible y el seguimiento electrónico y de información sobre la resurgente fuerza naval rusa que cruza el Estrecho de Gibraltar.

Especialmente en estos momentos de crisis mundial, sería irresponsable obviar las relaciones económicas. Para Gibraltar, mejores relaciones con España significa una nueva dimensión en su desarrollo. Para España, significa un buen mercado y empleo para 5.000 personas. A la luz están los proyectos en el Peñón a cargo de constructoras españolas. El coste de la nueva Terminal del Aeropuerto adjudicada a Dragados llega a un total de 90 millones de euros, incluyendo las nuevas carreteras. Cepsa abastece las necesidades de la ciudad de Gibraltar y el bunkering de su puerto.

El Foro Tripartito ha sido un éxito y sirve el bienestar de la ciudadanía de ambas partes, como desean seguramente el PSOE, el PP y los partidos gibraltareños. Ahora lo responsable es tomar nuevas medidas prácticas, evitando peligrosas veleidades y prepotencia. Ésta es la única forma democrática de crear confianza mutua, empleo y progreso.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios