La ventana

Luis Carlos Peris

lcperis@diariodesevilla.es

Goleada a lo grande de la Sevilla civil

Había mucha sociedad civil y una ínfima representación política en el patio de Capitanía. Estaba el alcalde y parecía como a favor de querencia, contento de asistir a la despedida del teniente general Gómez de Salazar. También un representante del PP en la persona de Antonio Sanz, pero muy poco más cuando atronaron los aires las notas de la Marcha Real ante el entusiasmo de la asistencia. ¿Y por qué tan insignificante representación política? Será que estamos en tiempo electoral, ya se sabe cómo la cautela anida en los que andan en campaña y un acto donde la cosa arranca con himno y rezos hace que los complejos afloren y el temor a una pérdida de votos se multiplique. Y eso que se le decía adiós a un hombre de consenso, a un militar egregio que no se sale un ápice de su misión, la defensa de España. Ay cuántos complejos, cuánto miedo al sambenito de facha.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios