Editorial

El tal Gómez gana a Zapatero

LA ajustada victoria de Tomás Gómez en las elecciones primarias de Madrid supone un varapalo al presidente Rodríguez Zapatero de consecuencias aún hoy difíciles de medir, aunque el resultado viene a erosionar más su imagen, lastrada de por sí por los sondeos electorales y por la dureza de las medidas adoptadas para combatir la crisis. Pero más que para Zapatero, la victoria de Tomás Gómez es una derrota en toda regla para la dirección federal y para aquéllos que con más ahínco han defendido la candidatura de Trinidad Jiménez, en especial para el presidente del PSOE, Manuel Chaves; el vicesecretario general, José Blanco, y el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, los tres nombres más políticos del Ejecutivo. Fue Rubalcaba quien subrayó que el principal activo de Gómez era, precisamente, que se había enfrentado a Zapatero; unas declaraciones que toman todo su sentido al día de hoy. Según la tesis de Rubalcaba, habría ganado el candidato contrario al secretario general precisamente por eso, por haberle hecho frente a la decisión de la dirección federal. Sí, seguramente ese habrá sido su mayor activo, el de oponerse a una decisión que Ferraz quería imponer de acuerdo con unas encuestas que acusaban su escasa popularidad. Gómez sólo era conocido por el 40% de los madrileños a pesar de ser el líder socialista en la comunidad autónoma. Paradójicamente, las elecciones primarias y la atención que los medios madrileños y nacionales han prestado a este enfrentamiento han servido para encumbrarlo a unos niveles de conocimiento altísimos. La convocatoria de estos comicios se ha transformado en toda una campaña que, posiblemente, también le servirá a Gómez para su enfrentamiento con Esperanza Aguirre el próximo 22 de mayo. Ese día sí podrán medirse los efectos reales que la candidatura de Gómez tendrá sobre Zapatero. Si el candidato socialista es capaz de ganar o quitarle la mayoría absoluta a Esperanza Aguirre se convertirá en uno de los barones más poderosos del PSOE y, posiblemente, querrá tener opciones de decisión en el posible recambio de Zapatero.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios