La ventana

Luis Carlos Peris

De cuando la Goyesca era motivo de peregrinación

LEJOS de esa creencia generalizada de que la Goyesca de Ronda nació de los buenos oficios de Antonio Ordóñez, hay que aclarar que no fue así. El gestor de esa idea fue Cayetano, el hermano mayor de Antonio, y como conmemoración del segundo centenario del nacimiento de Pedro Romero. Fue una corrida concurso la que abrió el fuego en 1954 y a partir de ahí, ya en 1957, sí fue el gran Antonio Ordóñez el artífice de un festejo que, gracias a él, llegó a ser lo que fue. Y su cénit se produjo cuando Antonio estaba en su apogeo, siendo la Goyesca un motivo de peregrinación para el ordoñismo, una religión con muchos adeptos, fundamentalistas en su inmensa mayoría. El hotel Reina Victoria era punto obligado de encuentro al señuelo del gran rondeño y hoy toca Goyesca en la plaza de los toreros machos porque sobrevive gracias a Francisco, el nieto que ha tenido el buen gusto de recitar sólo el papel de empresario.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios