El partido naranja vivirá días intensos de cara al congreso. El líder regional, Juan Marín, no ha salido precisamente respaldado en las elecciones a compromisarios. Y todo indica que si se presenta a las primarias para repetir como candidato a la Presidencia de la Junta se intensificará el fuego cruzado entre facciones. Alguien dijo esta semana en defensa de Marín que al menos tuvo la valentía de ser el candidato cuando Luis Salvador, hoy alcalde de Granada, declinó la aventura. Marín necesita, por lo menos, imprimir más tono político a su gestión. Y diferenciarse del PP.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios