Visto y Oído

francisco / andrés / gallardo

He-Man

IMANOL Arias tuvo ayer maratón por toda la parrilla de La 1 para promocionar el afortunado regreso de Cuéntame. Un buen capítulo el de anoche, con humor berlanguiano, la especialidad de la casa, tramas destapadas para encarrilar las próximas entregas y mucha complicidad con el pasado. Ayer se evocaba el mamarracho de aquella primera emisión en 3D, la vetusta Fort Ti, con la que la TVE de Calviño pretendió sorprender a la audiencia, con las gafas bicolores que se vendían en los quioscos. Fue un absoluto churrete, como se recordaba anoche, aunque la película de marras, como certifica la memoria de este sofalícola, fue antes del almuerzo y no después. La comida del 6 de enero era el centro de la entrega de ayer y donde se confirmó que los hijos de Antonio Alcántara se han vuelto demasiado cargantes y rozan la eliminación. Irene Visedo volvió a ser Inés como si nada. Y de lo mejor, la ambientación musical, como el remate de este capítulo.

Imanol en su visita a Amigas y conocidas definió a su competencia de Gran Hermano VIP como un grupo de personas que no han sido bien tratadas por la vida. Tiene razón. El actor se mordió después la lengua porque siente la esclavitud del vapuleo de las redes sociales. Cuéntame es una ficción que tantea con lo que fue real, mientras que GH es realidad que tantea siempre con la ficción en los extremos de la parodia.

La serie de La 1 ha regresado en forma. Se agradece que encare desentumecida un año tan valioso como el 84, con la hija adolescente tomando fuerza, recordándonos los vídeos comunitarios, los Reyes Magos anteriores a Podemos o los juguetes de aquel tiempo tan libre de videojuegos. Antonio Alcántara se enzarzaba con el nuevo personaje de Antonio Resines en una pelea por un muñeco He-Man, aquellos anabolizados muñecos de Masters del Universo. Resines entra con buen pie. Cuéntame siempre ha sido la serie del paso del tiempo y en las facciones de sus protagonismo reflexionamos aún más por esos años que se nos escurren arrugas abajo.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios