La ventana

Luis Carlos Peris

lcperis@diariodesevilla.es

El Homo, un oasis en la frustración

Veinte festejos taurinos suspendidos, fútbol a cencerros tapados hasta que se decidió que ni así hubiese partidos, la espiral de sofocones in crescendo y a un servidor, al que el cuerpo le pedía hablar de un jándalo que ya es unánimemente reconocido en Sevilla... Pues fagamos un esfuerzo tal que el personal nos tome por orate, pero sí quiero comunicar urbi et orbi que, cartelito de la hermandad aparte, don José Antonio Fernández Cabrero ha sido nombrado Homo Cofrade de este año de gracia... y de desgracias varias. Este montañés que canta la soleá como la cantan los hijos de la entrañable Cantabria y que encabeza, ni más ni menos, la Hermandad de la Macarena ha sido reconocido por esa tropa de rancios maravillosos que otorga el Homo a gente muy principal de nuestra gran fiesta, una fiesta que corre serio peligro de quedarse en eso, en el Homo y poco más.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios