EL Íbex 35 aprovechó ayer el impulso de los mercados de Estados Unidos y Japón para arrancar la semana con ganancias y recuperarse así algo de las heridas de la pasada, en la que se dejó casi un 4%. Con todo, el tirón no fue suficiente para conquistar el listón de los 10.200 puntos.

Todos sus valores del selectivo cerraron el día en positivo, lo que propició un repunte del 0,88%, hasta los 10.193,5 puntos, con Sacyr (+6,29%), Gamesa (+4,72%), IAG (+4,72%) y OHL (+3,93%) al frente de las subidas.

El signo positivo en Wall Street, siguiendo así el camino hacia arriba iniciado el pasado viernes, y del Nikkei, que registró ayer su mejor sesión en cuatro meses (+2,38%), así como el tono de prudencia tomado en las zonas de tensiones geopolíticas, contagiaron de optimismo al Íbex 35.

En del sector constructor, tras el castigo de la última semana, subieron Técnicas Reunidas (+2,96%), Acciona (+2,66%) y ACS (+1,52). También fue un buen día para la banca, con todos sus valores al alza. Así, Bankinter subió un 1,3%, seguido de CaixaBank (+0,77%), Bankia (+0,44%), Banco Popular (+0,42%), Banco Santander (+0,29%), Banco Sabadell (+0,27%) y BBVA (+0,15%).

En lo que respecta al mercado de deuda soberana, la prima de riesgo española se mantuvo estable a lo largo de toda la jornada, para situarse al cierre de la sesión por debajo de los 150 puntos básicos (148,4), con el rendimiento en el 2,541%.

En el resto de grandes plazas del Viejo Continente también se impusieron las subidas. Fráncfort fue el mercado que mejor comportamiento registró, con una subida del 1,95%, seguido de París (+0,28%) y Londres (+1,06%).

En el mercado de divisas, el euro perdió posiciones frente al dólar y al cierre de la sesión el cambio entre las dos monedas se situaba en 1,3381 unidades.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios