EL Íbex 35 logró mantener ayer las subidas (+0,09%) por segunda jornada seguida tras superar las turbulencias por la crisis política de Italia y recuperar niveles desconocidos desde julio de 2011. El selectivo se estableció en los 9.350 puntos.

La bolsa española eludió la bajada de Wall Street y de la mayoría de los mercados europeos para conseguir un nuevo máximo anual gracias al avance de los grandes valores. En el año avanza el 14,48%.

En Europa, con el euro en 1,359 dólares, sólo subió Milán, el 0,68%. París bajó el 0,92%; Fráncfort, un 0,69%; el índice Euro Stoxx 50, un 0,5%, y Londres, un 0,35%.

En España, la mayoría de subidas en los blue chips decantaron al Íbex por las ganancias. A lo largo de la sesión el selectivo luchó por esquivar el rojo, a lo que contribuyeron los repuntes de BBVA (+0,3%), Santander (+0,28%) y Telefónica (+0,85%). Repsol cedió un 0,86%.

Acerinox protagonizó la subida más elevada de la sesión, al ganar un 4,17%, seguido de Sacyr (+3,12). También despuntaron Indra (+2,35%), Abertis (+1,92%) y Gas Natural (+1,61%).

ACS lideró los recortes, con una caída del 3,60%. En el terreno negativo también destacaron las pérdidas que se anotaron el Popular (-2,09%) y Grifols (-1,31%).

En el mercado de deuda pública, la prima de riesgo española subió de 236 a 244 puntos básicos. Los inversores, sin embargo, no penalizaron mucho el riesgo país tras la rueda de prensa del Banco Central Europeo (BCE), que mantuvo los tipos de interés en el 0,5%. Los analistas subrayaron que la crisis política desatada en Italia parece próxima a cerrarse después de que Berlusconi haya votado a favor de la continuidad del Gobierno, lo que podría llevar a la prima de aquel país a situarse por debajo de la española en los próximos días.

El euro, por su parte, reforzó posiciones respecto al dólar y se intercambió por 1,3598 billetes verdes.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios