EL Íbex 35 logró mantener las ganancias (+0,44%) al cierre de mercado y completó una semana entera de avances, lo que llevó al selectivo a sumar un 3,9% en las últimas cinco sesiones y le permitió asentarse por encima de los 11.100 puntos.

El selectivo madrileño se situó así en niveles de finales de junio, después de que en la semana lograra remontar más de 400 puntos, sobre todo tras la sorprendente rebaja de los tipos de interés al 0,05%. El Íbex partirá el próximo lunes desde los 11.148,9 puntos. En la sesión de ayer Inditex ganó un 1,67% y erigió como el valor entre los blue chips que más repuntó. Santander sumó un 0,36% y BBVA, por el contrario, perdió el 0,16%.

Bankinter lideró los avances, con una subida del 3,11%, seguido de Red Eléctrica (+2,59%) y Popular (+2,31%). Las mayores pérdidas correspondieron a Abengoa (-4,33%) después de que el fondo First Reserve se desprendiera de un 4,25% del grupo. También protagonizaron caídas importantes IAG (-2,03%) y Viscofan (-1,29%).

El Íbex escapó de la tónica negativa de las principales plazas de Europa. Sólo Francfort (+0,2%) acompañó al selectivo madrileño.

En el mercado de deuda pública, la prima de riesgo española mantuvo su mejoría tras las medidas del BCE y se relajó hasta los 111 puntos básicos. Por su parte, el euro cedió posiciones respecto al dólar y se intercambió por 1,2958 unidades.

Para el analista de XTB, Javier Urones, el Íbex se encarama ya "holgadamente" por encima de los 11.000 puntos y se prepara para el ataque a los máximos anuales, hasta ahora situados en los 11.250 enteros. "La reunión del BCE ha servido para echar más leña a unas Bolsas que ya se encontraban de por sí a altas temperaturas tras las últimas subidas",aseguró el experto.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios