El parqué

Manuel Sánchez Alarcón

e l Íbex se despeña con fuerza

MAL comienzo de la semana bursátil. Los inversores, asustados por las denuncias de corrupción en el partido del Gobierno en España y por las próximas elecciones a finales de febrero en Italia, apostaron ayer por las ventas. Además, el reciente levantamiento de la prohibición de operar a corto en Bolsa, junto al pésimo dato de empleo, no ayudaron al ánimo inversor. Como colofón, el informe del FMI sobre los bancos españoles, en el que ve progresos importantes en la reestructuración bancaria, pero advierte que es necesario mantener las reformas ante el "riesgo elevado" que pesa sobre el sector financiero, fue la gota que colmó el vaso.

En conclusión, el Íbex 35 se desplomó un 3,77% hasta las 7.919 unidades, con la prima de riesgo repuntando hasta los 383 puntos básicos. Por valores, sólo Amadeus (+0,03%) consiguió subir, mientras que bancos y constructoras se derrumbaron. En la parte baja destacaron Mapfre (-5,76%) y FCC (-5,70%). El DJ EuroStoxx 50 también sufrió una fuerte caída del 3,13%, hasta los 2.625 puntos. El protagonista al alza fue ASML (+0,37%) y, a la baja, Unicredito (-8,29%) y Generali (-5,50%).

En el ámbito macro, se conoció el mal dato de desempleo en España, por el fuerte repunte del número de parados de enero, 132.055 personas, hasta sumar 4.980.778 desempleados. Sin embargo, hubo mejoría de la confianza del consumidor, hasta los 55,7 puntos, desde los 44,3 de diciembre. Pese a todo, el dato se mantuvo por debajo de los 100, el nivel que se considera razonable.

En el cruce de divisas, el euro se revalorizó hasta 1,354 dólares. El precio del crudo cayó: el West Texas hasta los 97,44 dólares y el Brent hasta 115,45. La rentabilidad del bund alemán bajó al 1,617%, mientras la del bono español subió al 5,444%.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios