La ventana

Luis Carlos Peris

lcperis@diariodesevilla.es

Indefensión cuando llega la noche

Una ciudad tan horizontalmente extensa como la nuestra puede convertirse en una selva cuando arranca la madrugada. Terrorífico resulta conocer que, por ejemplo, este pasado fin de semana sólo patrullaban tres coches de la Policía Nacional. Con lo que la noche confunde en estos tiempos que vivimos, la inseguridad tiende a multiplicarse por tantos flancos que cubrir y tan pocos elementos que lo lleven a cabo. Paralelamente, este Gobierno que nació de los pactos más espurios que registra nuestra historia anda en otros menesteres. Hay que ver cuánto estropicio en tan poco tiempo el que está originando y cuánta indefensión al grueso de la sociedad española. Que la tercera ciudad más extensa del país se encuentre tan desprotegida cuando las sombras de la noche llegan de Valdezorras a Triana y desde Los Bermejales a San Jerónimo es un horror. Y así estamos.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios