La ventana

Luis Carlos Peris

Inseguridad en un sitio para el amor

INDUDABLEMENTE, lo más terrible que ha ocurrido en esta ciudad no se sabe desde cuándo es la presencia de una fiera capaz de matar a una pobre suicida. Resulta difícil imaginar la existencia de un ser humano capaz de hacer lo que hizo ese cabrón que destrozó a una mujer que sólo deseaba morir en paz. Y resulta complicado de comprender cómo un sitio público puede resultar el escenario adecuado para el suicidio y, peor aún, para que campe a sus anchas un criminal capaz de rematar en vez de auxiliar. Convendría poner sobre el tapete la carga de inseguridad que encierra el Parque de María Luisa, ese jardín tan cantado en el amor y que desde la madrugada del 24 de febrero está en el más macabro circuito del crimen. No puede ser que un lugar para lo bucólico y el buen rollo sea escenario de algo que resulta de todo punto inimaginable que pueda ser obra humana.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios