PASA LA VIDA

Juan Luis Pavón

Integrismo de la pataleta

LLEVAR la contraria no sólo puede ser un ejercicio de libertad sino también un escenario para el protagonismo y un reclamo para el dividendo, gracias a generar identidad a partir de la crispación. En un congreso sobre justicia penal juvenil, Carmen Belinchón, directora general de esa materia en la Junta, ha comentado que la ejecución de la Ley de la Responsabilidad Penal de los Menores refleja una realidad social en la que emergen fallos educativos de los padres. Hay menores muy problemáticos no sólo en familias desestructuradas sino también en las normalizadas, "menores que en lo material tienen de todo, pero que les faltan valores o habilidades parentales". Trascienden estas declaraciones, apoyadas en la observación estadística y sociológica de la realidad al alcance de cualquier padre, y el llamado Observatorio por la Libertad Educativa, caracterizado por ir a los tribunales en nombre de las familias que se niegan a que sus hijos reciban Educación para la Ciudadanía, arremete contra Belinchón mostrando "su más enérgica protesta" por "culpar a los padres de la delincuencia juvenil".

Ese observatorio lo encabeza el abogado sevillano Carlos Seco Gordillo, con notoriedad nacional por alentar esa insumisión educativa. Y aprovecha que un alto cargo de la Junta dice una obviedad: "Está fallando la sociedad", para rasgarse las vestiduras por sentirse aludido en algo que no se refería a nadie en concreto y propugnar esta barbaridad: "Si las declaraciones de la directora general fueran sinceras, aplaudiría a las familias que, en defensa de la educación de sus hijos, presenten querellas criminales ante los Juzgados de lo Penal contra los profesores encargados de impartir educación afectivo sexual".

El PSOE ha desmoronado el vigor educativo del sistema de instrucción. Pero la alternativa para educar bien a los menores no se halla en estas plataformas radicalizadas que invocan la palabra libertad aunque abominan de la libertad de los demás.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios