La ventana

Luis Carlos Peris

Irrespirable esta ola de disparates

COINCIDIENDO con la progresiva cercanía del Día de la Hispanidad, la fiebre de majadería fue subiendo in crescendo y así como se intenta inculcar la Leyenda Negra a los niños, en Barcelona se quiso quitar a Colón a la par que se sigue con la obsesión de cambiar el resultado de la Guerra Civil. Es una epidemia de absurdos que siguen escarbando por las cunetas mientras entroniza a sanguinarios que sembraron de muerte a España en aras de un independentismo caduco y muy trasnochado. No sé dónde empezó todo, pero mucho habrá tenido que ver ese Estado de las autonomías que permitió descentralizar la educación. Hay quien opina que el primer paso para la corriente de zafiedad y de mala educación que nos invade fue tutear al maestro, pero en esta ola de absurdos capítulos históricos, ¿dónde el inicio? Que vaya cómo se extiende la ola de disparates que nos invade.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios