La ciudad y los días

Carlos Colón

ccolon@grupojoly.com

Juanma y la serpiente de cascabel

Cs quieren hacer un 'simpa'; es decir, sentarse a la mesa, atracarse y largarse sin pagar los 12 votos de Vox

El día 6 de enero Albert Rivera se despertó, recorrió el camino de caramelos que conducía desde su cuarto hasta la salita y allí, al pie del nacimiento, vio un paquete de gran tamaño primorosamente envuelto en un papel de regalo blanco y verde adornado con herculitos, columnitas y leoncitos. Lo abrió con los nervios comprensibles y, sí, los Reyes le habían traído el regalo que esperaba: la Vicepresidencia de la Junta, la Presidencia del Parlamento andaluz y unas cuantas consejerías. Además del regalito extra de que su partido pase a la historia de la comunidad andaluza por romper, junto al PP, la larga hegemonía del PSOE. Y todo, finge creer el bueno de Rivera, tan gratuitamente como los niños creen que son los mágicos regalos de los Reyes.

Juanma Moreno, en cambio, sabe que la Presidencia de la Junta no se la han traído los Reyes Magos. Sabe que ni tan siquiera tuvo los votos suficientes para lograrla. Que ni aún uniéndose al partido de Peter Pan Rivera lo podría lograr. Y tuvo que trabajarse el contaminante apoyo de Vox para lograrlo. Moreno sabe cuál es el precio del desalojo del PSOE, cuánto cuesta la Presidencia de la Junta y qué caro puede costarle en las próximas citas electorales a su partido. Si antes de negociar con Vox les ponían de herederos del franquismo y fascistas, ahora desde el PSOE y Unidos Podemos les echarán a los sótanos del franquismo, al búnker inmovilista y al arcón de los camisas viejas. Ciudadanos, con Albert Rivera al frente, se presentará en cambio limpio de polvo y Vox, centrado, liberal, incontaminado y ultrademocrático. A la vez que gracias a los votos de Vox que tanto asquito le dan obtiene sus jugosos cargos en la Junta y el cogobierno de Andalucía. Pues da para para mucho ese papel mojado que según él es el acuerdo entre el PP y Vox.

Entre Ciudadanos (desde dentro) y Vox (poniendo un pie en la puerta entreabierta) pueden hacer ingobernable la Junta y acortar el mandato de este mal avenido dúo PP-Cs. Porque está claro que Rivera y Marín quieren hacer un simpa; es decir sentarse a la mesa, atracarse y largarse sin pagar. La factura que le endosan al PP asciende a los 12 votos de Vox. Lo que Juanma Moreno oye no son unas maracas tocadas por Ciudadanos para celebrar lealmente el pacto que les ha dado a ambos la Junta, sino el crótalo de una serpiente de cascabel que antes o después le morderá.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios