OCURRIÓ en el Pleno del miércoles. Juan Carlos Cabrera, con razón, cargó contra la delegada de Hacienda por la subida de sueldo de Teresa Ojeda, que pasará de cobrar 75.000 a 100.000 euros por asumir dos direcciones generales. Cabrera llegó a espetar a Asunción Fley: "Deje de jugar a la política". Y Fley, lógicamente, le respondió con dureza. En el ambiente quedó una duda. ¿A qué se refería Cabrera con los juegos de política? ¿Tal vez a los años en que Fley era una funcionaria anónima que redactaba las ordenanzas fiscales y era el socialista Celis quien se sentaba con ella a retocar el texto?

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios